Toda historia tiene su comienzo...

PANDEMIA. 1ª PARTE.

        Hola. Mi nombre es Frank Wolf. No es mi verdadero nombre y el  motivo es  por mi seguridad. Soy periodista independiente y me dedico a hacer reportajes de investigación  con ayuda, en ocasiones, de mi hija, sobre todo en cuestión de informática y redes,  pues soy un poco nulo en estos temas.  Además es la que me ha convencido que suba toda la indagación que haga de este tema por si nos ocurre algo. Voy a contaros todo lo que vaya averiguando porque creo que algo gordo está a punto de ocurrir en un pueblo de este país:

         No hace mucho, el mes pasado, en Numancia de la Sagra, un pequeño pueblo del sur de Madrid, ocurrieron unos acontecimientos extraños  sobre un virus y una pandemia entre los habitantes de este pequeño municipio.  Lo curioso de todo esto es que me enteré por alguien que me llamó. No quiso darme su nombre, pero me contó una historia de lo acaecido en dicha localidad que al principio me lo tomé a coña, pero que, a medida que  entraba en los detalles me alarmé bastante y lo peor es que en los medios de comunicación no se mencionó nada del asunto. El caso es que me puse a mirar en la red: Facebook,  Instagram, Tweeter, Google, etc, con ayuda de mi hija claro, (ya he dicho que para estas cosas soy bastante inútil y reacio, aunque he de reconocer que para lo que hago, es de gran utilidad) y tras un largo rato, encontró un enlace cuyo título era  “Infección en Numancia” pero al cliquear en el enlace la página aparecía borrada.

       Me acerqué al ayuntamiento, pero ningún responsable me quiso recibir en cuanto expuse el motivo de mi visita. Después me acerqué a la comisaría de la policía local y cuando entré, tras colgar el teléfono el jefe de la policía me dijo amablemente que no sabía nada del asunto…sin ni si quiera preguntarle. Por supuesto no insistí, así que me di una vuelta y comencé a preguntar en bares.  Nadie sabía nada y las respuestas que recibía no eran muy amables que se diga. Lejos de darme por vencido, me fui a dar una vuelta por el pueblo y sus alrededores y me topé con un curioso cráter además de unos surcos en el suelo de camiones y vehículos alrededor de él.  Vi un envoltorio verde con la banderita de la enseña nacional en una esquina, medio enterrado en la tierra por una huella grande de camión: “Fuerzas Armadas, Ración individual de combate” y algunos restos de lo que creo eran guantes de látex.  Me extrañó mucho. Pero una lucecita se me encendió. Comencé a fijarme bien en los agujeros profundos y menos profundos que estaban en los alrededores. Comencé a hacer conjeturas: Postes de luz, tiendas de campaña, vehículos militares, guantes de látex…”Aquí hubo montado un equipo de contención militar NBQ”, pensé. Pero de momento eran conjeturas…

PANDEMIA. 2ª PARTE.

      Me ha vuelto a llamar el “hombre misterioso” preguntándome si había encontrado algo en Numancia de la Sagra. Le conté lo de la “poca memoria” de las autoridades y habitantes de ese pueblo y lo del cráter y los indicios de que allí hubo algo montado. También le dije que se identificara, pero de momento me dijo que seguiría en la sombra hasta que él viera si yo era capaz de estar a la altura de lo que se avecina. Esta vez me comentó que gente muy poderosa había sido la responsable de tapar todo lo ocurrido en ese pueblo. Tras quitar de en medio a los que estuvieron implicados directamente con el “asunto” de Numancia y amenazar a sus habitantes, el virus alienígena causante de la pandemia,  fue guardado para su estudio en unos laboratorios de investigación biológica que, casualidad, su dueño es uno de estos personajes misteriosos de todo este entramado.

       Llamaré a mi amigo “Garganta profunda” como el que informó a los periodistas  Woodward y Carl Bernstein del caso “Watergate”. Pues Garganta Profunda me ha contado que, esta gente poderosa se aglutina alrededor de una orden misteriosa que existe desde la edad media y que perteneció a la orden “Cruz de Santiago” pero que, cuando hacían incursiones en tierra mora durante la reconquista, se dedicaban más al robo, matanzas y pillaje de musulmanes y mozárabes que a sus misiones encomendadas. Como buenos cristianos, la Orden de Santiago expulsó a estos caballeros, los cuales fundaron su propia orden. Esta orden fue fundada bajo el nombre de “La Hermandad Negra” y al contrario que la Orden de Santiago que con el tiempo se ha convertido en algo honorífico y religioso (o eso nos quieren hacer creer), La Hermandad Negra ha ido creciendo a través de los siglos haciéndose cada vez más poderosa en la sombra, uniéndoseles banqueros, empresarios, políticos y militares.

     “Garganta profunda”  me ha seguido comentando que hay una lucha despiadada entre La  Hermandad Negra y un grupo perteneciente a la Orden de Santiago. ¿No has dicho que es una orden honorífica actualmente? Os preguntaréis. Eso mismo le dije yo, pero me relató que, aunque exteriormente la Orden de Santiago era una asociación civil de carácter nobiliaria honorífica y religiosa, esta orden mantenía una batalla despiadada con La Hermandad Negra a lo largo de todo este tiempo intentando frenar los tentáculos corruptos de poder de ésta. De hecho se sospecha que quien activó una “bomba sucia” nuclear en Numancia después de ordenar llevar la cepa del virus extraterrestre a los laboratorios de investigación biológica que mencioné al principio, pertenece a la hermandad. También me comentó que los que el coronel que desactivó dicha bomba pertenecía a la Orden de Santiago…Y hasta aquí me contó.

       Le dije que se me quedara con otro, que la historia no había quien se la tragara. “Puedes creértelo o no, pero ahora hay otra población en peligro” y me colgó.

PANDEMIA. 3ª PARTE.

      Hoy me he entrevistado con “Garganta Profunda” en un sitio que no voy a revelar claro está.  La verdad que es un tipo que impone, pero como comprenderéis, tampoco voy a escribirle por motivos de seguridad. Lo que seguidamente voy a revelar, es totalmente cierto. Cien por cien documentado.  Todos los datos han sido corroborados:

       “La tortilla francesa  es española. Su nombre viene del sitio de Cádiz por parte de los franceses durante La guerra de La Independencia. No había patatas por el cerco y entonces se hizo la tortilla española sin patatas dándole el nombre de “francesa” en “honor” a los soldados de Napoleón”.

      Ahora en serio. “Garganta Profunda” me ha comentado que pertenece a la Orden de Santiago y que, La hermandad Negra, no satisfecha con tener una gran influencia en el ámbito económico mundial, ha comenzado a infiltrarse descaradamente en los estamentos gubernamentales para tener más poder aún, por lo que han decidido actuar para frenar la expansión de La Hermandad Negra . Sabe que, al decirme esto, y contároslo, se están descubriendo ante sus enemigos, pero que le da lo mismo, viendo el cariz que está tomando las cosas. Me dijo que uno de sus juramentos era la de proteger a los indefensos, y que no podían quedarse de brazos cruzados, viendo como La Hermandad Negra  iba a “experimentar” con gente inocente un arma biológica.

     Sí. Eso es lo que va a ocurrir. Según uno de los agentes que tienen infiltrados, del virus extraterrestre que iba a bordo de un satélite que se estrelló en Numancia de la Sagra, los científicos que trabajan para La Hermandad Negra, han conseguido clonarlo y modificarlo genéticamente para que los infectados puedan ser controlados, como una especie. Los efectos los probaron con algunos vagabundos que capturaron por las calles de Madrid. Los malditos les inyectaron el virus clonado. “Garganta Profunda” me enseñó un video en su móvil de lo que hacía el virus en la gente. No hay palabras para describir el horror que vi. Sé que es una locura, pero lo que cuento es verdad.

     La Hermandad Negra quiere probarlo en un número mayor de personas. Les da lo mismo, hombres, mujeres y niños. Y qué mejor sitio que soltarlo en una población y provocar una terrible pandemia como sucedió en Numancia de la Sagra. Pero esta vez más grande. “Garganta Profunda” me siguió contando que quieren probar el poder controlar hordas de gente infectada, no se sabe con qué fin, aunque sospecha que es para uso militar. Y qué mejor sitio que probar el virus en un sitio donde tiene uno de sus baluartes la Orden de Santiago:

          QUINTANAR DE LA ORDEN.

      En breve me acercaré a echar un vistazo para ver si veo algo sospechoso. Ya os contaré.


PANDEMIA. 4ª PARTE, EL FINAL. 

rra Frankwolf a su hija, escondidos detrás de uno de los  setos que adornan de un hermoso jardín del pueblo. Dos hombres trajeados altos, con complexión atlética, con corte de pelo al estilo militar y con pinganillos en los oídos, les están buscando y no con buenas intenciones. Se detienen a escasos centímetros de donde están padre e hija.

     ---Los hemos perdido---. Habla uno de los trajeados a su compañero.

     ---No pueden andar muy lejos---. Comenta el otro con acento estadounidense.--- Avisa a las demás unidades de que el periodista y su hija han escapado. Que vigilen las salidas del pueblo, pero discretamente. Ya bastante hemos llamado la atención--- En ese momento un coche patrulla de la policía local se para enfrente de ellos. Los dos policías municipales se dirigen hacia los hombres con traje. Frankwolf les observa con esperanza de poder escapar:

     ---En cuanto los policías estén junto a ellos, corremos y les decimos que esos tipos nos están acosando--- Le susurra el periodista a su hija. Los dos policías saludan a los dos trajeados y les piden la documentación. En ese momento los dos se levantan del seto para echar a correr hacia los policías municipales, pero de repente Frankwolf detiene a su hija y la obliga a agacharse de nuevo. Los Dos trajeados abren las carteras y muestran algo que hacen a los dos policías cuadrarse, saludar marcialmente y darse media vuelta hacia su coche patrulla. Uno de los trajeados saca un teléfono móvil, dejando a la vista una pistola guardada en una sobaquera, mientras se coloca en medio de una preciosa plaza que hay junto al jardín y un parque infantil, cuyo centro está decorado por el escudo de la localidad. Una cruz de Santiago, un árbol de color verde y tres letras:

      ---No lo vemos señor…No…no lo hemos perdido, digo que no los vemos de momento…No van a llegar lejos. Tenemos vigilados las salidas del pueblo y su vehículo. Sé que nos estamos jugando mucho…No se preocupe que el plan no se verá alterado…a sus órdenes--- Cuelga y se guarda el móvil en un bolsillo interior de su chaqueta--- El jefe está cabreado. Más nos vale encontrarlos. Tú ve por ahí y yo iré por el otro lado--- Y los dos se marcharon en direcciones diferentes.

    ---No podemos ir al coche papá--- Le comenta a Frankwolf mientras los dos salen del seto.

   --- Lo sé Andrea--- Contesta su padre mientras éste mira en las dos direcciones en las que sean marchado sus perseguidores. --- Vamos a hacer un video aquí mismo y contar lo que sabemos. Lo harás con tu móvil y los subirás a Facebook.  Deben saber el peligro que se cierne a este pueblo. Bien. Me pondré encima del escudo para que vean que estamos en Quintanar de la Orden y…

   ---Pero papá, si uso el móvil nos localizarán. Casi nos cogen cuando llamaste a mamá.

   ---Cierto hija, pero esto es más importante. Tú enfócame bien y si vemos algo sospechoso, echamos otra vez a correr. Comienza a grabar.--- Andrea encuadra en su teléfono la imagen de su padre sobre el escudo del municipio y le levanta el pulgar de que está lista, aunque el pulso no lo tiene muy firme por la mezcla de adrenalina y miedo. Comienza Frank Wolf a hablar, ante algunas miradas curiosas de madres y niños del parque infantil:

   ---¡Hola seguidores de Facebook! Estoy en Quintanar de la Orden con mi hija Andrea que es la que me está grabando. He venido para corroborar la información que mi informador me ha ido pasando estos días. Después de estar paseando por este histórico y precioso pueblo un largo tiempo, comencé a pensar que “Garganta profunda o se había equivocado o me había tomado el pelo. Cuando nos dirigíamos de nuevo al coche, vimos pasar delante nuestro, un impoluto vehículo todo terreno negro, seguido de un camión con un extraño contenedor en el remolque seguido de otro todoterreno igual al primero. Y lo que más me levantó las sospechas era el acompañante del último todoterreno que iba con la ventanilla bajada por lo que pude observar  que iba trajeado con un auricular en la oreja y para una boda no creo que fuera. Así que Hice montar a mi hija deprisa en el coche y me puse a seguirles. Pararon en la parte trasera de la plaza de toros, donde hay una especie de pequeño escenario. Pasamos de largo y lo dejamos aparcado detrás del murete de un campo de fútbol. Nos bajamos y nos acercamos lo más sigilosamente posible para poder escuchar  lo que hablaban y ver lo que hacían. Varios tíos trajeados estaban alrededor del camión del contenedor, como protegiéndolo. Nos situamos detrás de un contenedor de basura que estaba a muy poquitos metros de uno que parecía el jefe. Sacó un móvil y comenzó a hablar. Dijo que habían llegado sin novedad y que estaba todo listo para poner en marcha el plan. “¿Qué plan?” pensé mientras miraba extrañado a mi hija. Creo que ella pensó lo mismo. ¿No es cierto Andrea?---Andrea estaba más pendiente de mirar en todas direcciones que de contestar a su padre y el padre comenzó a hacer lo mismo, pero no vio nada sospechoso--- Continúo. Por donde iba…a sí. El trajeado siguió hablando con quien debería ser su jefe diciendo que todo estaba saliendo según lo planeado para el 21 de Noviembre y que todavía no habían dado de comer a los del contenedor. Seguidamente dijo “a la orden”, colgó y se guardó el móvil. Dijo en voz alta a los suyos un “Adelante” muy autoritario. Vimos como sacaban a alguien de la cabina del camión a una joven que parecía estar drogada, porque no hacía ninguna fuerza. Dos tipos que estaban en lo alto que levantaron en vilo a la muchacha. Mientras uno la sujetaba, otro levantó una especie de trampilla e indicó al otro tipo que metiera a la chica. Se escuchaban unas especies de gruñidos que salían del contenedor y que hicieron despertar a la mujer del letargo. Pero cuando quiso resistirse ya estaba cayendo dentro. El contenedor comenzó a moverse violentamente, casi tirando a los dos tipos que están encima. Cuando la chica comenzó a gritar, el que abrió la trampilla, apenas manteniendo el equilibro la cerró justo cuando comenzaron a oírse los gritos de la pobre víctima. Me salió del alma un “¿Pero qué coño? En alto y a mi hija un corto grito. Nos descubrieron y comenzamos a correr hacia el coche, pero al llegar, dos trajeados estaban intentando abrir las puertas, así que nos dirigimos hacia el centro del pueblo. Hasta ahora los hemos esquivado pero no sé cuánto tiempo aguantaremos. Recordad esto. El 21 de Noviembre esta gena gente planea algo terrible aquí, en Quintanar de la Orden…

    En ese mismo instante aparecen los dos todoterrenos negros de los cuales salen cuatro enormes tipos trajeados de cada uno:

    --- ¡Andrea envíalo!--- En ese mismo instante la luz desaparece para FrankWolf y su hija a causa de las dos capuchas negras que les colocan en sus cabezas mientras unos brazos enormes los inmovilizan. Casi llevan a los dos en volandas hasta los todoterrenos. Y los dos vehículos desaparecen con la misma rapidez que aparecieron ante la mirada atónita de los transeúntes.